¡¡¡¡ ARRIBA LAS MANOS !!!! | A Marte, Factoría del Cambio
Cargando...

El abrazo que sana

Para mejorar la calidad de vida, el mundo debe abrazarse largo y tendido, y sobre todo...mucho más.

La duración media de un abrazo entre dos personas es de 3 segundos. Pero los investigadores han descubierto algo fantástico. Cuando un abrazo dura 20 segundos, se produce un efecto terapéutico sobre el cuerpo y la mente. La razón es que un abrazo sincero produce una hormona llamada "oxitocina", también conocida como la hormona del amor.

 Esta sustancia tiene muchos beneficios en nuestra salud física y mental, nos ayuda, entre otras cosas, a relajarnos, para sentirnos seguros y calmar nuestros temores y la ansiedad. Este maravilloso tranquilizante se genera de forma gratuita cada vez que tenemos a una persona en nuestros brazos, que acunamos a un niño, que acariciamos un perro o un gato, que estamos bailando con nuestra pareja o simplemente sostenemos los hombros de un amigo.

 

Cuánto más nos acercamos a alguien, y más generosos somos con nuestras caricias y signos de afectividad, más oxitocina generamos.

Se me ocurre que antes de recetarnos un  ansiolítico y/o un  antidepresivo, podrían citarnos diariamente para darnos un abrazo. O extender una receta donde tengas la libertad de abrazar y ser abrazado por prescripción facultativa.

¿Os imagináis a nuestros políticos, una ronda de rompehielo antes de empezar sesión plenaria?, (ya hemos visto que estas dinámicas funcionan positivamente para el fin que están creadas). Como decía, os imagináis haciendo un pasillo de abrazos y etiquetas positivas?

"Me parece que no les mola mucho la oxitocina…."

Comentarios